Home > Climate Change, COP 15, Development > Sembrar se va a poner difícil

Sembrar se va a poner difícil

Esta mañana ha habido una presentación de la FAO sobre la relación entre agricultura y cambio climático. La sala estaba abarrotada, los ponentes de alto nivel: el Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack. El planteamiento norteamericano es impecable: ayuda al pequeño agricultor con tecnología, eficiencia en la mecanización, en las semillas (no ha citado las semillas modificadas genéticamente para evitarse problemas pero estaban implícitas); apuesta por las energías renovables, incluso como una posible ingreso extra para los agricultores si venden sus excedentes de producción eléctrica; reforzar la investigación y favorecer una nueva economía que favorezca la producción local y el consumo local. Como digo, un discurso impecable que les encantaría leer a todos los ministros de agricultura del mundo, con la diferencia de que el de Estados Unidos tiene más presupuesto para intentarlo. Aunque no todo, claro.

También ha hablado de su compromiso con los países menos desarrollados para mejorar su agricultura, especialmente con la transferencia de tecnología. Sí ha comentado el compromiso de contribuir al fondo de 10.000 millones que de aquí a 2012 se ha puesto en marcha para responder a la crisis alimentaria producida en 2008 y que amenaza con reaparecer en 2010. Y ha hablado de la posibilidad de que la agricultura contribuya a la fijación de carbono en la tierra evitando que se emita en la atmósfera. El suelo ya contiene CO2, se trataría de reforzar su actividad y que “secuestrara” el carbono atmosférico. Sería una contribución directa para mitigar los efectos de la emisión de gases.

La nota más dura de la sesión la ha puesto Gilberto Camara, director del Instituto de Investigaciones Espaciales de Brasil. Han establecido un sistema de información por satélite y están haciendo sus predicciones. Alteraciones de temperatura por encima de 4º llevarían a Brasil a perder la producción de café. Simplemente no podrían cultivarlo. Si la temperatura media aumentase por encima de 5º dejarían de producir alubias que es la base de la dieta nacional. En cualquier caso, incluso aumentos en 2º, que es el gran objetivo de esta cumbre, no impedirán una reducción importante en la masa forestal del Amazonas. La adaptación a las nuevas circunstancias va a ser imprescindible.

Los otros ponentes han tenido menos interés. El Presidente de la Asociación Internacional de Productores Agrarios, Ajay Vashee, ha hecho un alegato ¡para defender a los grandes productores! El Director General de la FAO, el incombustible Jacques Diouf, ha hecho un discurso completo de los retos que afronta la agricultura ante el cambio climático. Ha reconocido cómo la Ayuda al Desarrollo ha olvidado la agricultura (en los años 70 era el 20% y actualmente es poco más del 3%) y ha insistido en el papel de los pequeños productores como garantes de la seguridad alimentaria. No ha entrado en temas de biodiversidad porque eso lo lleva otra agencia de Naciones Unidas, me imagino.

La ministra de agricultura de Dinamarca, Eva Kjer Hansen, muy simpática, ha tenido un ridículo canto a las bondades del mercado. Para la potente industria agroalimentaria danesa sin duda alguna es muy importante que no haya barreras comerciales. Pero ya les gustaría a muchos países que el sistema fuese recíproco.

El conjunto me ha parecido triste para la agricultura. En Kioto no se mencionó a la agricultura aunque genera un tercio de las emisiones totales de CO2. Y es este “pecado”, olvidado hasta ahora, del que se tiene que auto inculpar la agricultura (y la ganadería, las actividades forestales y la pesca) para poder entrar en el reparto de dinero que se espera surja de Copenhague. El planteamiento es totalmente injusto para el sector agrícola. No puede aparecer en estas negociaciones esperando las migajas que caigan de la mesa. Por desgracia para la agricultura (ganadería, bosques y pesca) al haber perdido peso en la producción total de los países ha perdido presencia en la vida política y económica. Pero la agricultura es más que un valor económico, tiene que ver con un modo de concebir la vida y la relación más directa de los humanos con la naturaleza. En esto sí que me temo que Copenhague va a ser una oportunidad perdida, ojalá me equivoque.

  1. Marta de Diego, cvx, Oviedo- España
    December 11, 2009 at 11:15 am

    Muchas gracias por todos y cada uno de los post. Ver la cumbre a través de vuestros ojos ignacianos está siendo un privilegio. Yo me pregunto: ¿podemos los internautas firmar algún documento? ¿participar de algún modo activo en la cumbre?

  2. December 11, 2009 at 5:22 pm

    Pues como las grandes ideas para la economía de países “subdesarrollados”, en vías de desarrollo, o como le quieran llamar, se base en “transferencia de tecnología americana” vamos apañados, porque no sé qué tecnología agraria útil va a traspasar dicho país… Más les valiera q emplearan el dinero en financiar a universidades del sur, que aplicarán los recursos en crear tecnologías útiles para el pequeño productor de zonas marginales, con los mismos productores, q son los q mejor saben que les conviene y son los que pasan hambre y para los cuales nadie investiga, ni educa, porque a pocos importan. Salvo precisamente ellos mismos, que el hijo de campesino del sur, que tiene la posibilidad de estudiar, indefectiblemente estudia agronomía, ya sea a nivel de formación profesional o lo que pueda. De comer se trata…

    Dicen las teorías liberales que cada individuo es el que mejor sabe que le conviene, es chistoso escuchar “nuestras políticas a favor de aquellos a los que no escuchamos”. Porque escuchar sería conocer un poco la Vía Campesina.

    Y respecto a sus ideas internas… Mejorar tecnología, semillas y demás, no es ninguna solución para pequeños agricultores, pues esas cosas lo que van es a mejorar la productividad, es decir, a producir más en el menor espacio. Con lo cual a igual consumo, americano por supuesto, mayor producción significa menor precio, y menor margen, para el pequeño agricultor.

    No se lo creen ni ellos. Producción y consumo local para el final, que quede bien el discurso.

    Tengo una duda respecto al CO2 y la agricultura, puesto que las plantas si algo hacen es fijar CO2, por mucho que los animalitos se dediquen a expulsarlo, especialmente metano, q es mucho peor. Sobre todo no sé qué mal puede hacer la agricultura de subsistencia, q es la mayoritaria en casi todo el mundo.

    Salu2

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: