Home > Climate Change, COP 15, Indigenous People, Uncategorized > Comunidades indígenas, bosques y cambio climático

Comunidades indígenas, bosques y cambio climático

Ha sido una de las presentaciones más “energéticas” que hemos tenido, y eso que se siente que el ambiente se va caldeando  a medida que pasa el tiempo, no sé si porque no se terminan de ver avances claros, o porque forma parte de la estrategia de estas Conferencias: meter presión a medida que avanzan. No es nada concreto pero voy sintiendo que aumenta el tono, se habla con más fuerza, con más vehemencia, a medida que pasan los días.

Como decía esta presentación de COICA, Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica , subió mucho el tono frente al estilo tranquilo y suave que hemos tenido hasta ahora. En algún momento me pareció que se les iba de las manos a los organizadores.

La Coordinadora quería discutir la conveniencia de los programas REDD para las comunidades indígenas e invitó a representantes de los países amazónicos: Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia. La cosa estuvo desde el principio tensa, pero con el representante de Perú la cosa estalló.

REDD (Reducing Emissions from Deforestation and Forest Degradation), Programa para la reducción de Emisiones por la Deforestación y la Degradación Forestal. Es una iniciativa que consiste básicamente en asignar un valor monetario a la capacidad de almacenar carbono que tienen los bosques. De esa manera no deforestando, es decir no reduciendo los bosques –se asignaría un valor a las superficies actuales- y ampliando se conseguiría recibir dinero. Evidentemente esto es interesante para los países menos desarrollados y que tienen importantes recursos forestales. Podrían recibir dinero por conservar y mejorar sus bosques. Hasta aquí suena bien. Pero, siempre hay un pero, o varios.

Los países desarrollados pueden “comprar” derechos de emisión de gases invirtiendo en proyectos de este tipo pero con eso no se consigue el efecto final que es reducir las emisiones totales. Al mercantilizar los bosques, todavía más, estamos reforzando el afán de lucro frente a la gestión responsable. Además están los problemas técnicos de que con qué especies se va a reforestar: ¿rápido crecimiento aunque no sean autóctonas? ¿otro incentivo para acabar con la biodiversidad? En muchas zonas tropicales la capacidad autoregenerativa de los ecosistemas es impresionante, basta con dejarlos tranquilos.

Pero lo peor no está aquí, los programas REDD aunque intencionalmente quieren ser una oportunidad para las comunidades indígenas no garantizan que estas comunidades sean realmente los beneficiarios y los responsables de estos proyectos. Si detrás de estas iniciativas hay una inundación de dinero, se llega a hablar de 30.000 millones anuales, es demasiada tentación como para que llegue a los indígenas. Como se está viendo en Perú con el petróleo y el gas.

Al final la tormenta estalló. No es un problema de REDD sino de algo previo: de los derechos de los pueblos indígenas. Son estos los que tienen que ser reconocidos. Hay problemas de titularidad de la tierra, de respeto a su integridad y dignidad, de reconocimiento de sus instituciones. Lamentablemente el cambio climático no es la peor de las pesadillas de los pueblos indígenas.

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: