Home > Climate Change, COP 15, Copenhagen, Politics > La víspera del acuerdo o no

La víspera del acuerdo o no

El seguimiento de la Conferencia se ha hecho más complicado. Desde esta mañana se ha reducido drásticamente el número de personas con acceso al Bella Center, el lugar donde se está desarrollando la Conferencia, y que ha sido, prácticamente,  nuestra casa durante estas casi dos semanas. Los números no están claros, en total parece que se han registrado más de 40.000 personas aunque el Bella Center sólo tendría capacidad para 15.000. Hoy sólo han permitido entrar a 1.000 personas de las ONGs y sociedad civil, y mañana viernes 18 el número se ha fijado en un centenar. Seguramente una coincidencia que sea el viernes cuando se espera al Presidente Obama.

Se ha habilitado un polideportivo con grandes pantallas de video para que puedan acudir los miembros de las ONGs. Muy poca gente ha acudido, los grupos han buscado otros lugares para concentrarse, rechazando así las instalaciones ofrecidas por el gobierno danés porque esta solución de último minuto no ha convencido a nadie. El pabellón ha tenido un aspecto desolado todo el tiempo.

El día ha sido una sucesión interminable de intervenciones de Jefe de Estado, Primeros Ministros o Ministros de casi doscientos países. Un record de asistencia para una Conferencia de este tipo. En general no ha habido un discurso malo, todos han preparado muy bien su intervención de tres minutos. Unos más conciliatorios, otros más agresivos, unos difusos, otros concretos, unos querían conmover (me imagino que no a los cansados diplomáticos que les escuchan), otros llamar la atención y lograr algún titular en los periódicos. Todos con la lección bien aprendida: temperaturas, gases, responsabilidad, es el momento… y después con la posición bien tomada:

– es necesario limitar las emisiones: argumento mantenido por todos, pero especialmente por los países menos desarrollados y que más sufren los efectos del cambio climático

– todos debemos limitar las emisiones: es la posición de los países más desarrollados que quiere decir que la India, China, Brasil, África del Sur y todos los países de ingreso medio también deben someterse a restricciones de gases;

– dispuestos a hacer un esfuerzo financiero: lo que propuso inicialmente la Unión Europea; Méjico, Australia y Noruega se unieron después y esta tarde se ha sumado, afortunadamente, los Estados Unidos;

– no hay compromisos financieros suficientes: lo que dicen dos tercios de los países reunidos, los menos desarrollados;

– las emisiones de gases deben ser controladas por terceras partes: el punto de discordia que han encontrado Estados Unidos contra China, ésta última se niega a un control internacional de sus emisiones porque eso afectaría a su soberanía.

A mediodía el Secretario Ejecutivo de la Convención. Yvo de Boer, informó que se había llegado a un acuerdo sobre procedimiento. Desde ayer surgió el rumor de que la presidencia danesa estaba preparando un borrador de documento que sirviera como documento base. La reacción, especialmente de los más pequeños, fue muy fuerte rechazando esa posibilidad y exigiendo que sólo se discutan los documentos de los grupos de trabajo. Al final se ha impuesto esta tesis y sólo se discutirán los documentos elaborados en los grupos de trabajo. Esto significa una lentísima velocidad y abre la cuestión si la Unión Europea ha rechazado su intención de que haya un único acuerdo que incluya a Estados Unidos. Los dos grupos de trabajo están orientados a elaborar dos documentos distintos: uno prolongando Kioto (que obliga sólo a unos cuantos países, los más desarrollados excepto Estados Unidos) y otro acuerdo proponiendo compromisos a largo plazo, en principio no obligatorios.

El conjunto del día es tan frustrante como necesario: es el tortuoso camino de la diplomacia y de las relaciones entre estados. Sin duda que todos preferiríamos una reunión de pocas personas que decidieran rápida y eficazmente, pero las Naciones Unidas son precisamente eso: “naciones”, por eso cada Estado tiene el derecho a participar y hacer su contribución, aunque eso signifique casi dos días de escuchar a Jefes de Estado y Primeros ministros. Hacer globales las circunstancias locales es un esfuerzo enorme. Esta Conferencia viene a reforzar la necesidad de estructuras, más eficaces y fuertes, para un mundo que cada vez puede entenderse menos como estados cerrados y sí como sociedades más abiertas y relacionadas.

Los discursos seguirán toda la noche hasta la madrugada. Los negociadores seguirán también toda la noche intentando llegar a algún acuerdo aceptable para todos ellos. Hoy ha nevado en Copenhague, esperemos que el frio no entre también en las salas de reuniones y termine por congelar las conversaciones.

  1. Ilanko Xavier
    December 18, 2009 at 10:20 am

    Equal Rights and Equal Obligation

    It was a good news that “the developing and the third world nations” come together to demand the responsibility of “the developed nations” who cause heavy and disproportionate damage in the natural ecological gift. The people of developed nations must be made aware that they have the tendency to ascertain their own rights at the cost of the people of the poor nations. It is to be emphasized that as the ecological concern affects everyone equally and thus the responsibility is also has equal weightage. If one nation is not taking responsibility for the damage caused on the ecosystem that implies it has anti-justice attitude. So I propose seven-point criteria / strategy to help this out:
    • Calculate the annual global bearable limit of the emissions of the green house gases.
    • From this calculate permissible emission per head irrespective of nation. Thus we know the maximum limit of emission of each nation.
    • Then make sure that each country does not exceed the maximum limit of emissions calculated as per its population.
    • The emission rate may be categorized as within the permissible limit, moderate (may be up to 25% limit) and dangerous range (beyond 25% more limit). (This may be tolerated for five years)
    • The country that exceeds the permissible limit must pay the compensation. That is to say, they must take responsibility for the damage of the global eco-system!
    • If any nation violates this norm such must be eliminated from the global family: may be by economic sanction, by not buying any of their products as Gandhi proposed.
    • So what is needed is that each government must be ready for self sacrifice and to accept the norm of sustained growth. And the entire population is to be instructed and prepared. It is very easy in the west because the people are health conscious and are in the information world.

    Let us have the attitude to preserve the wonderful gift of nature for our next generation!
    Let us change the attitude from giving over importance for money making to importance to life preserving!!

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: